Hielo Delivery de Hielo Venta de Hielo

Dirección: Mercedes 426
Floresta Capital Federal
Teléfono: (11) 4671 7797
Cel: (11) 15-4079 7540
(11) 15-4079-7888
hielolamorocha@gmail.com
Como llegar??

Hielo

Venta de Hielo

FABRICA DE HIELO

VENTA DE HIELO

DELIVERY DE HIELO

HIELO A DOMICILIO

VENTA DE HIELO EN BUENOS AIRES.

BARRAS DE HIELO 20KG

HIELO EN BARRA 10KG

HIELO ROLITO 15KG

ROLITO 4KG.

VENTA HIELO ABIERTA 24HS

DELIVERY DE HIELO

ALQUILER Y VENTA DE TACHOS PARA HIELO

 

 

“HIELO LA MOROCHA” se yergue en la zona desde 1913, constituyéndose al día de hoy en uno de los edificios más representativos de la arquitectura industrial de Buenos Aires. La fábrica de hielo y manteca "La Morocha" (Mercedes 426) se presenta (con una puesta en valor que la muestra como en sus mejores épocas) como un objeto valioso de nuestro patrimonio tangible y afectivo. "La Morocha" es parte de nuestros recuerdos, y su nombre está asociado (seguramente) a momentos gratos vividos en el seno familiar. Así, muchas fiestas y reuniones habrán contado con la ayuda de su producto, el hielo.

Seguramente pocos comercios o industrias porteñas podrán exhibir orgullosos semejante record. A pesar de los avances tecnológicos y de los cambios de hábito que estos han introducidos en la vida de los porteños, la fábrica de hielo sigue estando allí, presente y vital.

"La Morocha" abrió sus puertas en Mercedes y Avellaneda el 13 de diciembre de 1913 y fue una de las primeras fábricas de hielo del país.

En esa época las calles eran de tierra y la mayoría de las propiedades del barrio eran quintas de varias hectáreas de extensión. Toda la maquinaria, así como su chimenea de ladrillos de 50 metros de altura, fueron traídas de Inglaterra. En la actualidad, tanto la fachada como su chimenea, fueron restauradas a nuevo, poniéndolas en valor para orgullo de los vecinos, especialmente de los de mayor edad, quienes ven en esta construcción industrial un símbolo de la pujanza del barrio a través de las décadas.

Los primeros clientes se acercaban con carros para así transportar las pesadas barras de hielo hasta sus casas. Estas eran utilizadas para conservar los alimentos, disponiéndolas en heladeras que exteriormente poseían un recubrimiento de roble. Obviamente que por aquellos años la electricidad aún no era moneda corriente y estaba lejos de alimentar los electrodomésticos que hoy usamos. Años más tarde aparecieron los "hieleros" para confort de los vecinos. Estos trabajadores retiraban las barras de hielo de la fábrica y las repartían casa por casa.

La fábrica también produjo manteca y dulce de leche. Estos productos eran exportados a Europa A través de los años y de las generaciones esta fábrica se convirtió en todo un símbolo de momentos gratos, de grandes festejos, de momentos en que los amigos y familiares se reunían para conmemorar un cumpleaños, un bautismo o un casamiento , acompañando los manjares con bebidas que habían sido enfriadas por las barras de La Morocha, puestas en el piletón del patio o en la bañera de la casa, tapadas con una manta, o mejor, con bolsas de arpillera para conservar su temperatura.

Por lo dicho, esta fábrica constituye el hilo que engarza los recuerdos colectivos de toda una zona, de todo un barrio, que supo asociar sus buenos momentos a este nombre simple y sugestivo: "La Morocha".

Fuente: Carlos Davis - http://www.la-floresta.com.ar/2009/marzo/14.htm

LINKS